Refugiados y migrantes en América, una exposición en plastilina que nos acerca a rostros y vivencias

Lo que veremos

El trabajo que se mostrará durante el mes de agosto en el Centro Cultural Gabriel García Márquez, en Bogotá, tiene tres partes. Las obras que conforman la primera, El encuentro inevitable: cuando nos vemos obligados a dejar nuestro hogar, están inspiradas en una familia de personas venezolanas a quienes el artista conoció en 2019 y cuya historia representó en plastilina como símbolo de los miles de caminantes que pasan por Colombia o se quedan aquí en busca de protección y mejores oportunidades.  

Finalmente, el artista nombró la tercera parte de su muestra Rumbo a Estados Unidos, evidenciando el recorrido de las personas refugiadas y migrantes centroamericanas hacia ese país, así como sus sentimientos y las vivencias que afrontan.

Más que una exposición

A lo largo del proceso de puesta en escena de sus personajes de plastilina en los escenarios y ambientes reales, Álvarez ha enfrentado retos tanto personales como profesionales. Toda esta juiciosa labor y el mensaje que transmite con su obra y con los talleres que dicta en comunidades de refugiados y migrantes, así como en comunidades de acogida, han motivado en ACNUR el apoyo hacia su trabajo, pues ve en este un escenario ideal para que el público se conecte emocionalmente con la realidad que viven las personas que se ven forzadas a huir para proteger sus derechos e integridad, así como quienes buscan nuevas oportunidades de vida lejos de sus hogares.

“El trabajo de Edgar a través de su arte en plastilina nos permite concentrarnos en los rostros, los sentimientos y las vivencias de las personas refugiadas y migrantes. Es fundamental que todas y todos podamos entender de manera muy personal lo que viven las personas que han tenido que dejar sus hogares y que reconozcamos en ellas su resiliencia, su fuerza y su esperanza; de esta manera, podremos aportar conjuntamente en la protección de sus derechos y en la promoción de soluciones duraderas para ellas y ellos. Eso es un tema profundamente humano”, afirmó Mireille Girard, Representante de ACNUR en Colombia.

En el marco de la muestra artística, que se extenderá hasta el 30 de agosto, habrá actividades paralelas como una visita guiada vía streaming el día 5 de agosto a las 10 am; otra, el día 11, para niños y niñas a las 2 de la tarde; un conversatorio para hablar del paso del Darién, el 16 de agosto a las 4 pm; el sábado 19, un encuentro con redes de mujeres refugiadas y migrantes; y un conversatorio más, el día 23, orientado a realizadores, donde se verá el cortometraje que Édgar preparó a lo largo de su trabajo para la exposición.

Estos eventos paralelos se anunciarán paulatinamente en las redes de Edgar Álvarez y de la campaña de ACNUR, Somos Panas Colombia.

El artista

El talento y la pasión por el arte han llevado al creador colombiano Édgar Álvarez a exponer en diversos lugares de Latinoamérica, Estados Unidos y China, siempre mostrando temáticas con su singular perspectiva donde se resalta el manejo de la plastilina y la animación. Además, él es el creador del proyecto pedagógico ¿Se lo explico con plastilina?, donde aborda de manera didáctica temas de historia, cultura, derechos humanos y otros de interés general. Álvarez ha colaborado con reconocidas organizaciones como la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), La Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y Amnistía Internacional, entre otras. Actualmente, se encuentra trabajando en el cortometraje animado Darién: Sueños de barro, que aborda la movilidad humana a través del paso por la selva del Darién, frontera entre Colombia y Panamá, y adelanta los últimos detalles de la exposición Refugiados y Migrantes en América, que se exhibirá durante el mes de agosto en Bogotá

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Scroll to Top