MILO® BUSCA RECUPERAR EL EQUIVALENTE AL 100% DEL MATERIAL RECICLABLE DE SU MILO EN CAJITA, PARA CREAR ESCENARIOS DEPORTIVOS

MILO®, en alianza con Tetra Pak BIC y el Instituto Distrital de Recreación y Deporte –IDRD, inauguró en el barrio los Alcázares de Bogotá, la primera cancha de voleibol en el mundo construida, en su totalidad, a partir de la transformación de los envases posconsumo de Tetra Pak®, recuperados por la marca y sus aliados estratégicos.

En su fabricación se utilizaron cerca de 772.000 envases con las bebidas MILO®, equivalentes a 7 toneladas de material.

Durante ese evento, y a través de su plataforma Escuela de Reciclaje MILO®, la marca anunció su compromiso de recuperar el equivalente al 100 % del material reciclable de su MILO en cajita, para transformarlo y crear 10 espacios deportivos en los próximos 3 años en varias ciudades del país.

La cancha inaugurada este miércoles marca el inicio de este proyecto y estará a disposición del público y la comunidad para promover a su vez el deporte.

Mauricio Londoño, vicepresidente de la Unidad de Lácteos, Modificadores y Confitería Nestlé afirmó que “este anuncio es una muestra de la visión de innovación y sostenibilidad que promovemos desde Nestlé, y nuestra marca MILO®, para contribuir al cuidado del medio ambiente.

Junto con esta recolección del equivalente al 100 % del material reciclable de nuestro MILO® en Cajita, ya logramos que el formato de 25g esté completamente diseñado para reciclar. Además, el plan de neutralidad del plástico nos ha permitido adelantar acciones para rediseñar nuestros empaques y reducir el plástico virgen que utilizamos en ellos”.

Este hito es posible gracias al trabajo conjunto entre la marca y la alianza con Tetra Pak BIC, que, con su experticia, ha acompañado el proceso de recuperación del material para el aprovechamiento para la posterior transformación de los envases posconsumo.

En el proceso, también ha jugado un papel fundamental el equipo de Proplanet, que ha sido el encargado de recibir y transformar el material para extraer el polialuminio y el cartón; el primero se utiliza para elaborar las piezas inyectadas con las que se construye el suelo de las canchas, y el segundo se usa para fabricar elementos como contenedores de comida y cartones de huevos.

De acuerdo con Marcela Velásquez, directora de Tetra Pak® Andina, “este proyecto es un ejemplo de cómo la innovación y la creatividad entre empresas pueden transformar los desafíos en oportunidades. Juntos estamos demostrando que la colaboración mutua puede generar un impacto importante y muy positivo en la sociedad actual y entre las futuras generaciones. Hemos utilizado la tecnología y el ingenio para convertir estos envases posconsumo Tetra Pak, utilizando

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Scroll to Top