THE LONGINES MASTER COLLECTION 190 TH ANNIVERSARY

THE LONGINES MASTER COLLECTION 190 TH ANNIVERSARY

Sin lugar a dudas, Longines es una casa relojera con una gran tradición. De ella deriva inexorablemente una historia larga, continua y rica. Una historia de 190 años que ha llevado a la marca hasta la cumbre de la relojería, y que hoy se traduce en una serie de tres relojes exclusivos dentro de la línea THE LONGINES MASTER COLLECTION, digna heredera de la tradición de la casa.

Dominio de la medición del tiempo: a lo largo de los años y de sus distintas transformaciones, la marca del reloj de arena alado siempre se ha esforzado por aunar su búsqueda de precisión con exigencia estética. Este es el fundamento sobre el que todavía hoy descansa la identidad de su producción.

Un conocimiento centenario forjado en la tradición, la elegancia y el rendimiento gracias al cual se ha aupado a la marca hasta el Olimpo de los grandes relojeros.

Así, la historia de Longines está salpimentada de innovación técnica y estética según los deseos de los fundadores de la marca: atreverse a ser de vanguardia, conseguir la excelencia, hacer que la innovación sea una búsqueda constante. Esta aspiraciones siguen intactas y dan forma a día de hoy a la herencia de la empresa.

Para celebrar sus 190 años de existencia, Longines presenta una serie de tres relojes exclusivos integrados en The Longines Master Collection, una línea convertida en emblema de la amplia herencia de la marca. Estos relojes, en los que se conjugan elegancia clásica y excelencia, están confeccionados de materiales nobles, acero inoxidable y oro.

Las versiones de oro amarillo y de oro rosa de 18 quilates son de edición limitada y numerada hasta 190 piezas en aras de marcar su exclusividad. Estos nuevos relojes destacan estéticamente gracias a una ejecución minuciosa y al cuidado especial que se ha puesto en cada detalle. La esfera antracita granulada, gris satinado o plateado enarenado se distingue por sus acabados únicos y por la delicadeza de sus números árabes grabados. Las horas minutos y segundos giran de la mano de elegantes agujas rosas, doradas o de acero azulado, lo que acentúa la elegancia depurada de las esferas.

La caja de 40 mm, de líneas redondas y clásicas, alberga un calibre exclusivo Longines, que incluye una espiral de silicio y ofrece una gran precisión. Se puede admirar lo minucioso de este calibre a través del fondo transparente de la pieza, decorado con un grabado conmemorativo.

La correa de cuero gris antracita, de tacto muy suave, completa esta ejecución de alta gama. Dignas herederas de la tradición centenaria de la marca, estas piezas de excepción encapsulan la rica historia de Longines.

Sobre nuestros movimientos

Gracias a su tradición relojera centenaria, Longines ha sido pionero en numerosos avances técnicos, y a día de hoy aún muestra una voluntad inalterable por innovar. Su búsqueda constante de la excelencia le lleva a dotar a sus relojes automáticos con movimientos punteros que incluyen en particular una espiral de silicio. Este material no solo es ligero y resistente a la corrosión, sino que tampoco le afectan los cambios de temperatura habituales ni los campos magnéticos. Sus propiedades únicas mejoran la precisión y la longevidad del reloj, y permiten que Longines pueda ofrecer una garantía de 5 años paraestos modelos.

Sobre Longines

Ubicada en Saint-Imier, Suiza, desde 1832, la casa relojera Longines se beneficia de un saber hacer forjado en la tradición, la elegancia y el rendimiento. Heredera de una larga experiencia como cronometrador de campeonatos mundiales y como socio de federaciones deportivas internacionales, Longines ha construido vínculos fuertes y duraderos con el mundo del deporte a lo largo de los años. Reconocida por la elegancia de sus relojes, Longines es miembro de Swatch Group S.A., primer fabricante mundial de productos relojeros. Con el reloj de arena alado como emblema, la marca está implantada en más de 150 países.