Temporada de lluvias podría intensificar las enfermedades respiratorias

Temporada de lluvias podría intensificar las enfermedades respiratorias

Según el IDEAM, durante los meses de mayo y junio se prevén volúmenes de lluvia por encima de los promedios históricos entre el 20 y el 30% en el centro-oeste de la región Caribe, centro de la región Andina y piedemonte llanero de la Orinoquía. Según el Ministerio de Salud, hay una relación directa entre las fuertes lluvias, las bajas temperaturas y las infecciones respiratorias agudas (IRA) más comunes como la influenza, resfriados, faringitis y otras más severas como la neumonía. 

Las infecciones respiratorias agudas son consideradas una de las principales causas de morbilidad y mortalidad en el mundo. En Colombia la IRA es la quinta causa de mortalidad en población general y se ubica entre las tres primeras causas en menores de cinco años. Según datos entregados por Famisanar EPS, de los 134 mil niños afiliados entre 1- 5 años, más de 5 mil fueron reportados con diagnóstico IRA, durante los primeros meses del año. 

Históricamente el comportamiento de la infección respiratoria aguda en Colombia presenta dos periodos donde se evidencia el incremento en la frecuencia de las consultas y hospitalizaciones por esta enfermedad; el primero se observa entre los meses de marzo a junio, siendo los meses de mayo y junio los que concentran el mayor número de casos. El segundo se presenta entre los meses de septiembre a diciembre, con un número de casos menor comparado con lo registrado durante el primer semestre del año.

Las Infecciones Respiratorias Agudas son ocasionadas por diferentes microorganismos como bacterias y virus. Además, se caracterizan por ser sigilosas, repentinas y rápidas, pues en la mayoría de los casos, su duración no sobrepasa las 2 semanas. 

Sin embargo, la mayoría de las infecciones son leves. “Es por ello que los hábitos de vida saludable como la alimentación y el ejercicio determinarán que los síntomas no lleguen a ser graves. Las infecciones pueden encontrarse en las vías respiratorias superiores, que hacen referencia a nariz, oídos y garganta o vías bajas, como los pulmones y bronquios”, asegura Sandra Cuervo, Líder de Salud Infantil de Famisanar.  

Generalmente, solo requieren de algunos cuidados en casa, en otros casos, cuando no se les presta la debida atención, resultan demandando tratamiento médico especializado y, en situaciones extremas, hospitalización.  

Estos son los 9 síntomas generales más comunes en personas con IRA:  

  • Fiebre (más de tres días). 
  • Dificultad respiratoria, además de un “soplido en el pecho”. 
  • Falta de apetito, rechazo constante a comida y bebidas. Desnutrición grave. 
  • Respiración acelerada, congestión nasal. 
  • Episodios de tos constante con secreción. 
  • Hundimiento de espacios intercostales (tiro). 
  • Dificultades para dormir, comienzas a presentar somnolencia o insomnio. 
  • Malestar general y debilidad en el cuerpo. 
  • Dolor de garganta. 

Las complicaciones más frecuentes son: el resfriado común o gripe, la neumonía y la bronquitis; sin embargo, también debes tener en cuenta problemas como la laringitis y faringitis que son comunes y molestas. 

Panorama actual entre las IRA y el COVID-19

Sumado a causas meteorológicas que se presentan en este año, se vienen registrando episodios de contaminación del aire a causa de incendios forestales los cuales no permiten una dispersión adecuada de contaminantes, quedando suspendidos en el aire, así que es necesario seguir las medidas de prevención de la infección respiratoria aguda con medidas de bioseguridad. 

En el autocuidado está la clave. Se recomienda actividad física todos los días de acuerdo con las indicaciones médicas y, por supuesto, una alimentación saludable que permite obtener los nutrientes, minerales, vitaminas y demás propiedades que ayuda a combatir todo tipo de enfermedades. 

¿Cuándo ir inmediatamente a urgencias? 

En caso de sufrir convulsiones, deshidratación o pérdida acelerada de peso; vomitar frecuentemente todo lo que se ingiere; tener el ritmo cardíaco acelerado más de lo normal o presenciar ruidos al respirar, incluso estando en total reposo.

Signos de alarma en infantes: 

  • Hay que estar atentos en los niños menores de 5 años las siguientes manifestaciones:
  • Aumento en la frecuencia respiratoria o respiración rápida
  • Se le hunden las costillas al respirar.
  • Presenta ruidos extraños al respirar o “le silba el pecho”.
  • No quiere comer o beber y vomita todo.
  • Fiebre, que no cede con la administración de medicamentos.
  • Irritabilidad
  • Decaimiento y somnolencia.
  • Ataques o convulsiones.

En escolares, adolescentes y adultos:

  • Asfixia o dificultad para respirar (o incluso sensación de dificultad para respirar).
  • Dolor en el pecho al respirar o toser.
  • Decaimiento o cansancio excesivo.
  • Fiebre mayor de 38,5 grados centígrados, durante más de dos días.

Un sistema inmune fuerte es el primer paso para evitar la enfermedad.  En Famisanar, preparamos una lista con recomendaciones sencillas que se pueden seguir para prevenir este tipo de infecciones: 

  • Procurar no exponerse a cambios bruscos de temperatura. Abrigarse en especial en la noche e intentar tapar la nariz y boca con alguna prenda como una bufanda. 
  • Evitar permanecer en espacios cerrados. Al ser lugares pequeños, los microorganismos pueden ser fácilmente transmitidos por el contacto con otras personas. 
  • Despejar de manera constante las fosas nasales y, en caso de ser necesario, aplicar suero fisiológico. 
  • Beber agua durante todo el día, mantenerse hidratado le permite al organismo limpiarse y eliminar toxinas. 
  • Alejarse del cigarrillo y del humo de segunda mano. 
  • No automedicarse, ya que el uso irresponsable de antibióticos o jarabes para la tos sin prescripción de un profesional médico puede generar efectos adversos. 
  • Mantener al día el esquema de vacunación de cada miembro de la familia. 
  • Cubrirse la boca al toser o estornudar con un pañuelo limpio. No es solo cuestión de educación, se trata también de ser responsables con otras personas. 
  • En caso de presentar síntomas, colocarse un tapabocas en espacios públicos