Rechazo a ataques sistemáticos a la Misión Médica durante protestas en Cundinamarca

Un rechazo contundente y rotundo a las violaciones contra la Misión Médica expresó el Secretario de Salud de Cundinamarca, Gilberto Álvarez Uribe, al lamentar el ataque contra una ambulancia por parte de manifestantes que bloquean, a la altura del municipio de Tocancipá, la vía que comunica a Bogotá con Tunja.

El vehículo de asistencia transportaba una mujer en trabajo de parto prematuro desde Chocontá a la capital del país, pero su paso fue interrumpido por los ataques a manos de manifestantes que bloquean el corredor vial, causando daños en los vidrios y en la carrocería. Además, esta agresión obligó a atender el parto dentro de la ambulancia, procedimiento que concluyó con la muerte del bebé.

“Es inadmisible que una ambulancia sea atacada en cualquier manifestación. Quiero rechazar de manera contundente y rotunda este ataque. La Misión Médica está constituida para salvar vidas, pero esta situación impidió que en esta ocasión cumpliera con su cometido. Reitero el llamado a los manifestantes a respetar la Misión Médica siempre”, advirtió Álvarez Uribe.

Las ambulancias hacen parte de los componentes de la Misión Médica, que incluye -entre otros- los medios de transporte sanitarios terrestres, aéreos, fluviales y marítimos.

Los ataques contra la Misión Médica son calificados por las normas internacionales como infracciones humanitarias.