Los líderes del futuro: innovadores y creativos 

Los líderes del futuro: innovadores y creativos 

El cambio en las tendencias de empleabilidad para el futuro es un tema de interés para la mayoría de líderes, pues, la pregunta principal es ¿cómo los directivos pueden estar a la vanguardia en las necesidades del mercado laboral?. Talengo, firma global con 10 años en Colombia y más de 25 años de experiencia global en búsqueda de directivos, recomienda principalmente tomar una posición de iniciativa enfocada a temas de innovación y creatividad.

Según la ONU,  la creatividad y la innovación son aspectos fundamentales en este proceso. Acorde con el informe de la UNESCO, “ The First Map of Culture and Creative Industries”, al menos en Latinoamérica la creatividad y la innovación generan cerca de 1.9 millones de empleos al año y deja ganancias para las organizaciones de hasta US$124 billones.

Desde un punto de vista laboral, actualmente hablar de innovación empresarial, no solo hace referencia al manejo y aplicación de nuevas tecnologías y herramientas para el funcionamiento estructural de una organización, también se trata de alinear la eficiencia de los procesos con la capacidad del equipo de trabajo, para saber aprovechar estos recursos y enfocarlos a las acciones estratégicas que necesita el negocio en el logro de sus objetivos. 

Vale la pena resaltar que los directivos de las empresas cuentan con un reto permanente y es hacer que las transformaciones e innovaciones no solo aporten a los procesos, sino que también respondan a las dinámicas del mundo actual, según DELL, el 85% de los trabajos que estarán disponibles en 2030 aún no se han inventado, mientras que, por otro lado, el Banco de Inglaterra afirma que cerca de quince millones de empleos podrían desaparecer por la automatización y digitalización, lo que demuestra que los cambios no dejan de aparecer. Talengo recomienda para quienes se proyectan como líderes, anticiparse a las dinámicas del mercado, estar en la capacidad de responder de forma oportuna a los cambios de hábitos y necesidades.

Al hablar de innovación nos referimos a algo que implica cambio, desacomodo, nuevas formas de pensar y actuar, por lo que estar dispuesto a la experimentación es una actitud clave de los directivos, según Jorge Matiz “La innovación y creatividad se estimulan en la medida que las organizaciones entiendan que el mundo cambió y hay que adaptarse a los retos y dinámicas del hoy.” Además, añade que “la pandemia aceleró hábitos y tendencias que posiblemente estaban en fase de maduración y que hoy están vigentes dentro de lo que se denomina “la nueva normalidad”. 

Esta debe ser pensada como “la capacidad de salir de la zona de confort, exponerse a retos nuevos y diferentes y poder en lo posible, tener una mirada con apertura a lo desconocido y así desarrollar una visión de negocio para no quedarse solo en responder a una necesidad funcional” afirma Jorge Matiz, Socio Director de Talengo. Por lo tanto, los líderes que consideren la innovación como una estrategia en el desarrollo de sus negocios, no solo encontrarán una ventaja competitiva a nivel profesional, sino les permitirá ayudar a posicionar las organizaciones y equipo que lo acompaña. 

La llegada del COVID-19, hizo que las organizaciones se vieran en la necesidad de ajustar su manera de trabajar, donde el cambio de hábitos, procesos y formas de interactuar, obligaron a los líderes a hacer uso de un pensamiento disruptivo e innovador, permitiendo de esta manera desarrollar nuevas formas de llegar al mercado y conectarse con las nuevas necesidades del mundo actual. Esto llevó a reorganizar modelos de negocio, productos y dinámicas de gestión que facilitaron la conexión con entornos cada vez más digitales. 

Desde otro punto de vista, además de una visión a futuro y experimentación, la diversidad también es fundamental para desarrollar una estrategia innovadora y creativa.  Claudia Londoño, Directora de Consultoría de Talengo, afirma que “una gran base de la innovación es la capacidad de ver las situaciones desde diferentes puntos de vista y de capitalizar las inteligencias colectivas, porque cuando se tienen diferencias de género, cultura y generación, la capacidad de innovar se ve impactada”. 

Conforme a lo anterior, es fundamental promover un equipo de trabajo diverso y visionario, que solo se puede lograr a través de la cultura de la innovación, según Claudia, promover esta cultura es ir más allá de innovar en un producto o un negocio, se debe pensar en ofertas de valor únicas que realmente aporten al contexto y coyuntura global, “más que innovar por innovar, las organizaciones deben mantenerse siempre con un valor único frente a las nuevas tendencias y cambios orgánicos que traen las sociedades”

Al conocer el impacto que tiene la creatividad y la innovación en las empresas, Talengo recomienda a todos los líderes de las compañías a innovar creando ofertas de valor útiles tanto para los clientes y público externos, como para los equipos de trabajos internos, es decir, estar en constante cuestionamiento sobre cómo se puede ser más ágil, más efectivo y más competitivo.