La comunidad educativa trabaja unida para favorecer que los estudiantes continúen viviendo su experiencia educativa en condiciones de bioseguridad de acuerdo con los lineamientos y orientaciones expedidas por los Ministerios de Salud y de Educación

La comunidad educativa trabaja unida para favorecer que los estudiantes continúen viviendo su experiencia educativa en condiciones de bioseguridad de acuerdo con los lineamientos y orientaciones expedidas por los Ministerios de Salud y de Educación

El Ministerio de Educación Nacional trabaja de manera articulada con las secretarías de educación de las entidades territoriales certificadas para avanzar en la reanudación gradual del servicio educativo en modalidad presencial alternado con el trabajo académico en casa, con base en las orientaciones del Ministerio de Salud y Protección Social y las autoridades sanitarias territoriales, de acuerdo con la nueva fase de aislamiento selectivo anunciada por el presidente Iván Duque.

Para llevar a cabo el proceso anteriormente mencionado, el Ministerio de Educación Nacional recuerda que, desde el 13 de junio, expidió los lineamientos para la prestación del servicio de educación en casa y en presencialidad bajo el esquema de alternancia y la implementación de prácticas de bioseguridad en la comunidad educativa.

Con base en este instrumento de orientaciones técnicas, las secretarías de educación en conjunto con las instituciones educativas adelantaron una caracterización de las condiciones de la población que integra la comunidad educativa, la capacidad y el acondicionamiento de los establecimientos, el comportamiento epidemiológico en cada territorio y la capacidad de respuesta para identificar y atender los casos de contagio que puedan presentarse. Este es el insumo esencial que permite a las Secretarias de Educación y a la comunidad educativa de cada establecimiento definir y precisar las opciones de reapertura progresiva que son pertinentes para su contexto e ir informando a las familias; lo anterior contando con los elementos requeridos para hacerle de forma responsable y oportuna. Así mismo es imporante señalar que el Gobierno Nacional en agosto realizó el giro de $92 mil millones a las Secretarías de Educación de las entidades territoriales justamente con destino a la habilitación de condiciones de bioseguridad en las sedes educativas oficiales.

Así las cosas, la consideración de la responsabilidad que implica la decisión de reinicio de actividades presenciales después del período de aislamiento preventivo obligatorio, hace indispensable orientar un proceso gradual de forma coordinada que reconozca el conjunto de implicaciones que este ha tenido y prepare a todos los actores de la comunidad educativa para retomar las actividades presenciales de manera gradual, adoptando las prácticas de autocuidado y cuidado de otros y las condiciones de bioseguridad que deben generarse para prevenir el contagio.

El lineamiento divulgado por el MEN, hace énfasis en que el proceso de alistamiento incluye que las instituciones educativas mantengan contacto estrecho con las familias y trabajen colaborativamente con ellas para tomar decisiones informadas que sean favorables a todos los actores y que faciliten la puesta en marcha y el monitoreo de las opciones seleccionadas en el esquema de alternancia.

MJM