Integración Social no entrega comida vencida, ni descompuesta a las personas mayores de los centros de atención

Integración Social no entrega comida vencida, ni descompuesta a las personas mayores de los centros de atención

La secretaria de Integración Social, Xinia Navarro fue enfática en su respuesta frente a los hechos presentados por la Personería de Bogotá, afirmando que, “recibimos con mucha humildad las recomendaciones de la Personería, pero de manera categórica queremos decirle a la ciudadanía que en los hogares de Integración Social no se entrega comida en estado de descomposición, ni vencida”.

En el reporte de la Personería, únicamente, se encontraron unos pocos alimentos adecuadamente congelados con errores de etiquetado. La Secretaría de Integración Social explicó que se trata de frutas en buen estado, pero por protocolo de manejo, el operador etiqueta para recomendar una fecha de consumo. Los alimentos que sobrepasan sus fechas de vencimiento son desnaturalizados y reemplazados por la empresa que hace el suministro.

Además de los controles de almacenamiento, se hace una revisión minuciosa de la comida al momento de prepararse para que los beneficiarios de los hogares reciban alimento de alta calidad y en las mejores condiciones.

La secretaria informó que, “en mi reunión con la Personería, revisamos temas que sí son objeto de mejora, como el control de la temperatura al servir la comida, pues, al tratarse de un gran número de comensales, entre el primer plato servido y el último puede no llegar tan caliente. Eso y controlar el proceso de etiquetado y descarte para que los auxiliares apliquen protocolos más estrictos que no dejen lugar a dudas sobre el excelente servicio y el esfuerzo para dar a las personas mayores espacios de atención dignos”.

¿Desnutrición en los centros de atención?

La Personería de Bogotá, también, mencionó que habían detectado cinco personas en estado de desnutrición severa, dos con desnutrición moderada, 10 con desnutrición leve y 20 en riesgo de desnutrición.

Antes de explicar el caso, Integración Social hizo una aclaración muy importante: La visita se hizo en un Centro donde ingresan personas mayores en condición de abandono, violencia intrafamiliar y situación de calle, en casi todos los casos, con cuadros severos de desnutrición y patologías subyacentes sin atención.

La recuperación de un cuadro de desnutrición severa tarda de 8 a 12 meses cuando no hay otras enfermedades que afecten directamente la recuperación.

De los cinco casos de desnutrición severa, dos ingresaron el 10 y el 17 de julio (menos de un mes antes de la visita de la Personería) por lo que es normal que aún se encontrarán en inmediato proceso de recuperación y sus afectaciones fueran evidentes. Las otras 3 personas, aunque llevan más de un mes en recuperación, padecen hipotiroidismo, además de otras patologías como accidente cerebrovascular e hipertensión que influyen en su estado nutricional.

La razón de ser de un Centro de Atención para personas mayores es justamente apoyar la recuperación completa de las personas que llegan víctimas de maltrato, abandono, con altos niveles de desnutrición y en la mayoría de los casos sarcopenia (bajo porcentaje de masa muscular).

El Centro Casa Nostra, donde la Personería realizó la visita, cuenta con 23 personas permanentes dedicadas al cuidado integral de los participantes. Entre el personal se encuentran 1 coordinador; 1 gerontólogo; 1 nutricionista; 1 psicólogo; 1 trabajador social, 10 auxiliares y 2 profesionales de enfermería; 1 fisioterapista, 1 terapeuta ocupacional y 2 auxiliares; 1 técnico operativo y 1 de farmacia. Todos se encontraban presentes al momento de la visita, según consta en las actas de asistencia y los registros del lugar.

“Esta es una oportunidad de mejorar el servicio, de mostrar lo que estamos haciendo bien y de ajustar aspectos que nos permitan incrementar la calidad de vida de las personas vulnerables que llegan a nuestros centros”, puntualizó Xinia Navarro, cabeza de la entidad.