INS reportó caso de rabia humana en Neiva, Huila

INS reportó caso de rabia humana en Neiva, Huila

El Ministerio de Salud y Protección Social El Ministerio de Salud y Protección Social hace un llamado urgente a la vacunación antirrábica de perros y gatos en los hogares colombianos, con el fin de prevenir la transmisión de esta enfermedad, fomentando la tenencia adecuada y el bienestar animal, evitando el abandono. De igual manera se reitera que los animales de origen desconocido no deben ser manipulados, en particular si se observan enfermos.

El mensaje se da luego del reporte del fallecimiento de una mujer de 26 años en Neiva, Huila, a causa de rabia humana transmitida por su mascota, un gato, del cual no contaba con esquema de vacunación antirrábica. La mordedura
ocurrió el 26 de agosto cuando ella intentó auxiliarlo dado que el animal estaba con salivación profusa, irritabilidad y había estado perdido por un día.

El inicio de síntomas fue el 18 de septiembre. La mujer consultó el 22 de septiembre a los servicios médicos y un día después fue ingresada a UCI,
falleciendo el 25 de septiembre.

Jairo Hernández, subdirector (e) de Salud Ambiental del Ministerio de Salud y Protección Social, indicó que la rabia es una zoonosis causada por el virus de la rabia, que pertenece al género Lissavirus, familia Rhabdoviridae.

Se transmite por contacto con piel y mucosas, generalmente a través de la saliva de un animal infectado, casi exclusivamente por la mordedura, aunque puede suceder por contacto de saliva con lesiones en la piel o con mucosa intacta, secreciones o tejidos procedentes de animales infectados.

En el departamento del Huila los últimos focos de rabia en animales de producción se reportaron en el 2005 en el municipio Acevedo y en 2011 en el
municipio de Palermo. En el año 2016 se reportó un caso de Rabia en un murciélago en el municipio de Yaguará. En los últimos 20 años no se han
confirmado casos de rabia humana o en perros y gatos en el departamento.

La hipótesis planteada por el Instituto Nacional de Salud, entidad que realizó los análisis respectivos para el caso, es que se trate de gato infectado por una variante de rabia silvestre

El INS desplazó un equipo de reacción inmediata para el análisis del caso y coordinar con las autoridades locales medidas adicionales en conjunto con Minsalud.

Hernández reiteró el mensaje en el cual “toda persona agredida por perro, gato, murciélago, zorro, otros animales silvestres o animales de producción, debe acudir al servicio de salud más cercano para su valoración y tratamiento por el servicio de urgencias”.

Recordamos nuevamente el papel de los médicos veterinarios y médicos veterinario zootécnicas en la vigilancia y el control de la rabia animal, notificando todo caso sospechoso de Rabia a la Secretaría de Salud del respectivo municipio, así como el envío de muestras de animales que
presenten cuadros neurológicos agudos y síntomas compatibles y que fallezcan o sean eutanasiados, a la Secretaria de Salud, aclarando que el análisis de las muestras no implica un costo.

MJM