Gobierno responde a la alcaldesa de Bogotá sobre posibilidad de volver a cuarentena estricta.

Gobierno responde a la alcaldesa de Bogotá sobre posibilidad de volver a cuarentena estricta.

Diego Molano, director del Departamento Administrativo de la Presidencia, señaló que se requiere un equilibrio entre protección de la salud, del empleo y la economía

A pocas horas de que se adelante la reunión entre el Gobierno Nacional y el Distrital de cara a analizar la situación actual de Bogotá frente a la expansion del coronavirus y la propuesta que hizo la alcaldesa Claudia López sobre la posibilidad de volver a la cuarentena estricta, el director del Dapre; Departamento Administrativo de la Presidencia, señaló que esto sería “una afectación grave al empleo y la economía”, por eso mantener el balance es fundamental.

“Tenemos que trabajar en cómo se protege la salud, cómo se apoya a los más vulnerables y cómo proteger el empleo en las mipymes”, afirmó Molano. Abogó por la identificación de una estrategia que permita el equilibrio de los tres intereses del Gobierno Nacional en el marco de la actual pandemia.

Sobre la propuesta de López dijo que la mejor solución es el mismo modelo que se ha venido implementando en la capital del país a través de medidas en UPZ específicas, afirmando a su vez que los gobiernos actualmente cuentan con las herramientas para identificar los sectores donde se focalize la emergencia.

Molano también rechazó la afirmación hecha por la alcaldesa en la que señala que los habitantes han cumplido con su parte, acatando las medidas de bioseguridad, razón por la cual no recae en ellos la culpa del incremento exponencial de los casos de contagios en la ciudad de Bogotá y sugiriendo como momento de quiebre la entrada en operación de la reactivación de los sectores comerciales.

“En plena cuarentena no podemos seguir echando culpas a los demás, cada uno debe asumir su responsabilidad”, afirmó el funcionario, advirtiendo que hay tareas que recaen en las administraciones locales y que son éstas las encargadas de llevarlas a buen término.

Molano se refirió también a la exigencia hecha por la alcaldesa de Bogotá para la entrega de los respiradores artificiales que le permitirán fortalecer la red de UCI, en aras de estar mejor preparados para responder a un mayor aumento de los casos de contagio.

Mientras que el cronograma de López fija el 16 de agosto como fecha para el fin de la entrega gradual de 1.141 respiradores artificiales, Molano señaló que el Gobierno Nacional tiene su calendario propio, el cual habría sido socializado por el ministro de Salud a la alcaldesa de Bogotá.

Según Molano, el calendario del Gobierno partió desde mayo y se extiende hasta octubre, mes en el que se espera que se complete la adquisición de 4.300 respiradores, de los cuales, el Gobierno planearía destinar un número correspondiente al 70% de lo requerido por la capital.

Para el director del Dapre, el acuerdo expresado por el Ministerio de Salud plantea la entrega de 130 respiradores a finales de junio, 225 en julio, 225 en agosto y entregas similares mes a mes hasta que se complete la cifra acordada por la Alcaldía y el mnisterio.

De cara a la reunión del próximo martes, Molano se mostró esperanzado en que el equipo de Gobierno pueda encontrar soluciones a las situaciones planteadas por la alcaldesa de Bogotá y que podrán ayudarla a seguir realizando sus funciones en procura de la defensa de la salud y el empleo en la capital de la República