ESTA OBRA ALIVIARÁ LAS INUNDACIONES EN LA CARRERA 9 DE BOGOTÁ

Sobre las Avenidas séptima, novena y once, entre las calles 110 a la112, en el barrio Santa Ana – Usaquén, se presentan impactos en la movilidad y a los vecinos del sector, por la gran cantidad de agua proveniente de la parte oriental de la localidad, en momentos de fuertes aguaceros. Las redes construidas hace más de 50 años y el crecimiento de la construcción de edificios y demás, disminuyó la capacidad para recoger las aguas lluvias.

La EAAB, dentro de su plan de obras para modernizar las redes y luego de un trabajo con la comunidad de Santa Ana Occidental, exploró varias alternativas técnicas, consiguió los recursos, diseñó las obras en el año 2020 e inició este año con la construcción de la nueva infraestructura que captará cerca del 80% del flujo de aguas lluvias que pasan por estos sectores.

La solución técnica consiste en empatar la antigua tubería a una red de mayor capacidad, que recogerá los excesos de aguas lluvias; esta estructura conocida como alivio, estará ubicada en la Calle 112 entre las carreras 7 y 7A.

Simultáneamente, se construirán dos sumideros especiales de gran capacidad de captación, que estarán ubicados en la carrera 7 con calle 112, mejorando el drenaje de las vías aledañas. También, se eliminarán 12 conexiones que actualmente generan vertimientos de aguas residuales al Canal Molinos.

Esta obra producirá los siguientes beneficios:

  • Mitigación de encharcamientos e inundaciones en vías principales (Carrera 7,9 y 11), por tanto, se mejorará la movilidad del sector durante las intensas lluvias.
  • Mitigación de afectación a predios y sótanos por reboses del alcantarillado pluvial y sanitario.
  • Disminución de malos olores y mejoramiento ambiental del Canal Molinos, con la eliminación de conexiones erradas, entre otros.

En este proyecto, la EAAB invierte $ 3.518.221.626millones de pesos, y los grandes beneficiados serán los 1.500 predios del sector y los bogotanos que se movilizan por este corredor vial al disminuir los trancones por los  encharcamientos de las vías cuando se presentan fuertes aguaceros. Las obras estarán listas a finales de junio de este año.