ENEL-CODENSA FLEXIBILIZA SU OPERACIÓN PARA ATENDER FALLAS EN EL SERVICIO OCASIONADAS POR LA OLA INVERNAL

ENEL-CODENSA FLEXIBILIZA SU OPERACIÓN PARA ATENDER FALLAS EN EL SERVICIO OCASIONADAS POR LA OLA INVERNAL

Con el fin de sortear las diversas condiciones que representa los efectos de la temporada de lluvias en la intervención de la infraestructura eléctrica, Enel-Codensa tiene activo un plan de choque para atender las emergencias que se presenten tanto en Bogotá como en los municipios de Cundinamarca.

“Las condiciones climáticas actuales representan grandes desafíos para la continuidad del servicio de energía eléctrica, por lo que hemos flexibilizado nuestra operación, disponiendo de 336 cuadrillas para atender las emergencias generadas por la temporada invernal y modificando tanto sus jornadas como esquemas de trabajo, con el fin de adaptarnos a las condiciones de los territorios que atendemos y generar condiciones de trabajo seguras para nuestro personal”, aseguró Francesco Bertoli, Gerente General de Enel-Codensa.

Cada año, durante la temporada de lluvias, se presentan afectaciones en la infraestructura de distribución de energía eléctrica, cuyas redes son aéreas en su mayoría, razón por la cual están expuestas a factores externos como deslizamientos, caídas de árboles, ramas en las redes, aumento de descargas atmosféricas, subestaciones inundadas, fuertes vientos, entre otras incidencias causadas por fenómenos naturales que pueden ocasionar fallas en el suministro de energía.

Adicionalmente, esta condición climática, en muchas ocasiones, dificulta los desplazamientos vehiculares del personal, materiales, herramientas y elementos de protección necesarios para intervenir la infraestructura eléctrica, sin contar que, por seguridad de las cuadrillas, no se pueden realizar trabajos sobre la red mientras llueve.

Con el fin de mitigar los efectos de la temporada invernal, Enel-Codensa ha trabajado de manera continua en la modernización, el mantenimiento y la ampliación de la capacidad de la red que, durante 2020, ha recibido una inversión cercana a los $620 mil millones de pesos en Bogotá y Cundinamarca para ofrecer mayor confiabilidad y calidad en el servicio, disminuir las fallas y suspensiones del servicio, mejorar los tiempos de restablecimiento en caso de emergencias, reemplazar las estructuras físicas que se deben modernizar y atender los requerimientos de los clientes.

Los trabajos que se han ejecutado en Bogotá y municipios de Cundinamarca incluyen la reposición y repotenciación de la red aérea de baja y media tensión; cambio de transformadores; redistribución de cargas; remplazo de estructuras deterioradas; cambio de red de media tensión desnuda por aislada para evitar afectación por árboles, lluvias o por terceros, entre otras intervenciones.

Además, la Compañía trabaja constantemente en acciones preventivas como la poda de cerca de 20 mil árboles en Bogotá y 250 mil en Cundinamarca encontrados en cercanías de la red en lo corrido de 2020, así como la intervención de cerca de 300 kilómetros de red en la Capital y alrededor de 175 kilómetros en el departamento, por defectos ocasionados por terceros, entre otras labores de mantenimiento que pueden causar fallas durante época de lluvias.

IMPLEMENTACIÓN DE NUEVAS HERRAMIENTAS TECNOLÓGICAS

Desde mayo del presente año, en Bogotá, Enel-Codensa implementó una nueva tecnología que consiste en la ubicación de detectores del nivel de agua en las subestaciones subterráneas, iniciativa que busca obtener información de esta infraestructura en la cual se ha identificado que tiene ingreso de agua e inundaciones lo cual genera fallas reiteradas, afectando la calidad del servicio proporcionado a los clientes.

Este proyecto consta de la instalación de un dispositivo por subestación que identifica en tiempo real el nivel de agua, además emite alarmas a una plataforma web que envía instantáneamente correos electrónicos, mensajes de texto y llamadas telefónicas, lo cual genera una atención temprana y oportuna por parte de las cuadrillas. En la actualidad estos detectores se encuentran en 20 subestaciones en Bogotá y se espera continuar instalando la tecnología en subestaciones a lo largo de la ciudad e iniciar su implementación en Cundinamarca en 2021.

“Para Enel-Codensa la prioridad es mejorar la calidad del servicio, buscando reducir la cantidad de fallas y atendiendo oportunamente las emergencias presentadas en la red, especialmente en esta época de lluvias, por ello realizamos inversiones con el fin de fortalecer y modernizar la infraestructura, siempre garantizando la seguridad de nuestros colaboradores y de las comunidades que atendemos”, concluye Francesco Bertoli.

RECOMENDACIONES PARA TENER EN CUENTA

Enel-Codensa invita a los clientes a tener en cuenta las siguientes recomendaciones durante este periodo de lluvias:

· Mantenga limpios los desagües donde se encuentran las subestaciones locales y asegúrese que siempre estén libres de obstáculos.

· Alerte a la Compañía si ve árboles o ramas demasiado cerca a la red, o en peligro de caerse.

· Identifique los tacos generales que controlan toda la casa. Bájelos cuando vea riesgo de inundación o si un aparato eléctrico empieza a emitir humo, chispas o zumbidos. Absténgase de usarlo, manipularlo o desenchufarlo sin bajar previamente los tacos.

· Si habita en un conjunto residencial, identifique los tableros eléctricos generales y coordine con la administración su manipulación.

· No realice podas de árboles atravesados por líneas eléctricas.

· Absténgase de hacer contacto con cables que se hayan caído por causa de tormentas, vendavales, caídas de postes o árboles, aun cuando estén interviniendo vías o su propia vivienda.

· Ante en cualquier situación crítica, comuníquese a la línea de emergencias 115, que ofrece atención las 24 horas del día.