En los primeros 8 meses del año se han presentado 136 homicidios contra líderes sociales y personas defensoras de DDHH

En los primeros 8 meses del año se han presentado 136 homicidios contra líderes sociales y personas defensoras de DDHH

Entre el primero de enero y el 31 de agosto del 2022 se presentaron 136 casos de homicidios contra líderes sociales y personas defensoras de derechos humanos en el país, 27 casos más que los registrados en el mismo periodo del año anterior. Así quedó consignado en el Mapa Nacional de Vulneraciones a los Derechos Humanos que presentó el Defensor del Pueblo, Carlos Camargo, en el marco de la conmemoración del Día Nacional de los Derechos Humanos desde el municipio de Caloto (Cauca).

Precisamente, el Cauca es uno de los departamentos en las que se cometió el mayor número de homicidios contra líderes sociales y defensores de derechos humanos. En los primeros 8 meses del año se presentaron 19 asesinatos en Cauca, 21 en Nariño y 15 en Antioquia.

Le siguen: Putumayo con 12 asesinatos, Arauca con 9, Valle del Cauca con 9, Bolívar con 8, Tolima con 6, Caquetá con 5, Norte de Santander con 4, Cesar con 4, Chocó con 3, Meta con 3, Sucre con 2, San Andrés con 2, La Guajira con 2, Santander con 2, Risaralda con 2, y Boyacá, Caldas, Cundinamarca, Casanare, Guaviare, Córdoba, Magdalena y Bogotá con un caso cada uno.

“Hoy en el Día Nacional de los Derechos Humanos quiero reiterar mi rechazo a los homicidios contra líderes y lideresas sociales y contra personas defensoras de derechos humanos porque estos crímenes afectan de manera grave a las comunidades que representan, y porque buscan silenciar las voces de quienes le dan vida diariamente a la democracia en los territorios”, aseguró Carlos Camargo.

“Estamos ante una oportunidad histórica para establecer una ruta de diálogo que nos permita alcanzar la paz que tanto anhelamos, pero para ello necesitamos una clara voluntad de paz de todos los actores armados. En este escenario, el mejor gesto de paz que podrían hacer los grupos armados ilegales es ponerle fin a los asesinatos de quienes ejercen el liderazgo y defienden los derechos humanos en las comunidades”, agregó el Defensor del Pueblo.

De otro lado, Carlos Camargo, hizo un llamado a toda la institucionalidad del Estado para sumar esfuerzos y garantizar la integridad y la vida de los líderes sociales y las personas defensoras de derechos humanos para que, de manera libre y segura, sigan ejerciendo la representación de sus comunidades.

“El mapa que presentamos hoy muestra que de los 136 homicidios registrados, el
81% de los municipios donde ocurrieron los hechos tenían por lo menos una Alerta Temprana de la Defensoría del Pueblo, por lo cual reitero mi llamado a las instituciones para acatar las recomendaciones que allí consignamos, dado que su vocación es inminentemente preventiva”, puntualizó el Defensor del Pueblo.

El Mapa Nacional de Vulneraciones a los Derechos Humanos, no solo muestra las zonas más afectadas, también deja ver contra quienes se cometen estos homicidios. En primer lugar están los líderes comunales con 38 casos, le siguen líderes indígenas con 31, los comunitarios con 25 y campesinos o agrarios con 11, entre otros.