En la ‘Zona Rosa’ del barrio Restrepo, un establecimiento de venta de licor, estaba funcionando en plena pandemia.

En la ‘Zona Rosa’ del barrio Restrepo, un establecimiento de venta de licor, estaba funcionando en plena pandemia.

Gracias a las labores de inteligencia en conjunto con la policía de cuadrantes, en el lugar sorprendimos a 26 personas entre ellas el propietario del local, realizando una fiesta clandestina.

Sin tomar en cuenta las medidas sanitarias y las restricciones por la pandemia, estaban ingiriendo licor y departiendo.

Los uniformados procedieron a imponer las órdenes de comparendos y a sancionar el lugar con el cierre respectivo.

Pese a los llamados de las autoridades, algunos ciudadanos continúan sin acatar los decretos y exponiendo su salud ante un posible contagio.

Por esta razón, los hombres y mujeres de la Policía de Bogotá, no bajaremos la guardia con los controles en toda la ciudad.

MJM