En el Senado se tramita Proyecto de Ley que podría dar cabida a pequeños, medianos y grandes productores de cáñamo en el país. Espaldarazo a la economía

En el Senado se tramita Proyecto de Ley que podría dar cabida a pequeños, medianos y grandes productores de cáñamo en el país. Espaldarazo a la economía

Se trata de una iniciativa de la Federación Nacional de Cannabis – Fedecannabis – organización sin ánimo de lucro, que desde junio de 2019 viene adelantando la construcción de un proyecto de Ley que tiene como objetivo la creación del marco legal para el uso industrial y comercial del cáñamo en el país, regulación que permitiría darle un impulso a este sector industrial de la economía con herramientas que permitirán reducir la tramitología y permitir que este producto se pueda exportar de manera masiva a cualquier parte del mundo, como ya lo vienen haciendo otros países de la región.

Antes de llegar al Congreso de la República, se solicitó concepto, enviando el articulado y la exposición de motivos, a los Ministerios de Agricultura, Justicia, Comercio, Industria y Turismo; Procolombia, Invima, la Alta Consejería para la Estabilización y Consolidación del Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos Ilícitos y, el Instituto Colombiano Agropecuario – ICA, recibiendo recomendaciones las cuales fueron incorporadas y que ahora hacen parte del Proyecto de Ley.

Posteriormente, el texto fue trabajado con el Senador Horacio José Serpa, y resultado de estas mesas de trabajo, surgió el texto radicado en la secretaria del Senado el 27 de agosto de 2020. Actualmente el proyecto se encuentra en trámite en la Comisión V de Senado y se espera sea aprobado por esta cámara en los próximos días.

“Con este proyecto queremos separar una planta históricamente controlada a nivel mundial, como lo es el cannabis, del cáñamo con fines industriales dado que no es una planta con efectos psicoactivos. Creemos que éste nuevo sector debería estar regulado por el Ministerio de Agricultura, para que sea esta entidad la que entregue todos los permisos y ayude a que el cáñamo se convierta en una oportunidad de desarrollo agrícola e industrial para el país. El desarrollo de este nuevo sector permitiría un incremento en las exportaciones y, sobre todo, la participación de actores primordiales en el sector del cannabis como son los pequeños y medianos productores quienes han sido los más afectados por la cantidad de barreras que se imponen para permitir su ingreso al mercado”, señaló Nicolás Múnera, gerente de Fedecannabis.

Esta industria le podría dar al país un empujón para la reactivación económica y del agro colombiano al desarrollar un nuevo sector agroindustrial. Con esta ley se regularía el cultivo, la transformación, la producción y demás actividades relacionadas al uso industrial del cáñamo, una planta de cannabis que no tiene efectos psicoactivos, ya que su contenido de THC es inferior al 0.3 %, cumpliendo con la regulación internacional.

Esta naciente Ley también traería beneficios en materia ambiental porque el cáñamo es una de las plantas que más CO2 captura en el planeta y esto para Colombia, en materia de sostenibilidad ambiental, traería enormes beneficios adicional a la reactivación económica que por estos días se hace tan necesaria en las regiones del país. Este es un proyecto que busca beneficiar a los pequeños, medianos y grandes emprendedores colombianos.