En Cundinamarca se inaugura el Rincón de la Lectura para la población migrante.

En Cundinamarca se inaugura el Rincón de la Lectura para la población migrante.

La crisis de migración venezolana ha estado acompañada con el retorno de colombianos al país y este contexto ha implicado dificultades de inclusión y empleo para diversas familias que buscan establecerse en ciudades como Bogotá. En respuesta a esa situación, el proyecto Esperanza Sin Fronteras con el apoyo de la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado de los Estados Unidos (PRM),  inauguró un espacio que logró beneficiar a 58 migrantes venezolanos y retornados colombianos.

La primera jornada se realizó en el peaje de Chusacá, Cundinamarca donde se inauguró el Rincón de la Lectura; un espacio con el que se busca promover la lectura, la expresión artística de los niños, niñas y adolescentes que transitan por las carreteras. En esta incorporación, la niñez migrante creó el mural “Ven Esperanza”: una expresión que representa el tránsito y la migración desde la mirada de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes. 

A su vez, estos espacios buscan que los niños, niñas, adolescentes y jóvenes puedan comprender sus derechos e identificar factores de riesgo que les permitan estar más seguros en los entornos de migración. 

La segunda jornada se realizó en la localidad de Kennedy, Bogotá y tuvo el nombre de “Feria de Servicios” impulsada por la Cancillería Colombiana y contó con el apoyado de distintas organizaciones de carácter privado y público. En este espacio se buscó acercar diferentes entidades territoriales con un sector de la población que requiere mayor acceso a información y atención.  

World Vision acompañó este espacio mediante sus Espacios Amigables para la Niñez donde se impulsaron actividades lúdico-recreativas que les permitieron a los niños, niñas, jóvenes y adolescentes reconocer y expresar sus emociones, comprender sus derechos y alzar su voz ante cualquier situación que los y las vulnere. 

En estas jornadas, los colombianos retornados y migrantes participaron de una jornada integral que les permitió acceder a: orientación en migración y apoyo en solicitud de asilos, fortalecimiento a organizaciones sociales, clínica jurídica para migrantes, rehabilitación para personas con discapacidad, participación en programas de emprendimiento, inclusión laboral, atención en salud, orientación sobre la Ley de Colombianos retornados, registro único de Retornados RUR y capacitación en derechos humanos.

Estas acciones se desarrollaron en el marco del proyecto Esperanza Sin Frontera próximo a cumplir su primer año de implementación en las rutas de Tona, Bucaramanga, Tunja, Bogotá, Ibagué, Cajamarca, Cali, Popayán e Ipiales con asistencia humanitaria enfocada en la protección y albergue de la población migrante proveniente de Venezuela.