Funcionarios y contratistas de la CAR deberán medir y compensar su huella de carbono.

Como un compromiso con la sostenibilidad sostenibilidad ambiental del país, los funcionarios y contratistas de la Corporacion Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) deben desde ahora medir y adoptar medidas de compensación de su huella de carbono.

Así lo indicó el director de la entidad, Alfred Ballesteros, quien recalcó que cada colaborador deberá idear una estrategia y comprometerse durante el año a disminuir este impacto.

La cultura y la educación ambiental son fundamentales para salvar nuestro planeta. Desde la CAR queremos darle ejemplo a los demás ciudadanos del país y por ello desde el 2 de enero de 2024, las personas que trabajan en la CAR deben realizar la medición y compensación de su huella de carbono”, dijo el funcionario.

Adicional a esta medida, el director de la CAR anunció que los visitantes de los seis parques ecoturísticos que administra la entidad, ubicados en la sabana central de Cundinamarca y en el departamento de Boyacá (Embalse del Neusa, Río Neusa, Puente Sopó, Laguna del Cacique Guatavita, Embalse El Hato y Juan Pablo II) también deberán medir su huella, compensarla y comprometerse a disminuirla. La medida ya comenzó a regir en el Embalse del Neusa.

Antes de que se retiren del parque los invitaremos a que realicen la plantación de uno o varios árboles, de tal manera que compensen la huella de carbono generada para llegar hasta allí”, explicó.

La medición se hará a través de una calculadora virtual que determina el impacto de acuerdo con distintas variables, como el transporte utilizado para llegar al lugar, los elementos utilizados, entre otras. Los árboles serán proporcionados por la entidad y en la próximas semanas se estará implementando la misma estrategia en los otros cinco parques ecoturísticos.

La huella de carbono es ese impacto que nosotros generamos sobre nuestro planeta en las actividades cotidianas, en la forma como nos movilizamos o transportamos, con la cultura de consumo que tenemos, los artículos que utilizamos y que tienen un impacto ambiental en el momento de su producción, incluso la comida que todos los días consumimos. Por eso, estamos obligados a conocer cuál es esa huella de carbono que generamos en el planeta”, recalcó Ballesteros.

Según el funcionario, cada persona debería sembrar no solo un árbol en su vida, sino miles de ellos para compensar el impacto causado al planeta.

El mensaje tiene que ser que el cuidado de la vida y del ambiente es responsabilidad de todos”, puntualizó.

Los parques ecoturísticos de la CAR son visitados por cerca de 500 mil personas al año. La medida se suma a la de la prohibición de ingreso de plásticos de un solo uso, con la que la entidad busca disminuir el impacto que causa este material al planeta.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Scroll to Top