Contralor de Bogotá pide evitar el colapso de la Calle 13, principal corredor logístico de la capital

Contralor de Bogotá pide evitar el colapso de la Calle 13, principal corredor logístico de la capital

Tras varias visitas técnicas a la Calle 13, principal corredor logístico de la ciudad, la Contraloría de Bogotá identificó, durante sus recorridos entre la Carrera 13 y el Río Bogotá, afectaciones económicas, ambientales, urbanísticas, de espacio público y seguridad que requieren, con urgencia, una intervención urbana integral, a fin de evitar el colapso de esta importante arteria vial.

Así lo anunció el jefe del ente de control, Andrés Castro Franco, quien hizo un llamado a la Administración Distrital para que la ejecución del gasto público no solo dé respuesta a los problemas de movilidad, seguridad y disposición de residuos sólidos en el corredor, sino también a la generación de actividad económica y procesos de renovación urbana en sus diferentes tramos.

Por la Calle 13 transita hoy el 25% de la carga que pasa por el Distrito Capital, con un promedio de 6.500 vehículos de carga saliendo y 6.700 entrando, en días hábiles. En el caso particular de los biciusuarios se estima que, durante las restricciones de pandemia, el corredor alcanzó a movilizar alrededor de 6.000 de ellos en hora pico.

“Se pudo establecer que desde hace 15 años se está buscando una solución integral a la calle 13”, advirtió el Contralor de Bogotá, quien también llamó la atención sobre la importancia de brindar una solución definitiva a los biciusuarios que utilizan el corredor y que al no contar con una adecuada conectividad e infraestructura, se han visto involucrados en siniestros viales.

El jefe del ente de control hizo referencia, igualmente, a la necesidad de revisar los diferentes estudios que, a la fecha, se han realizado sobre la Calle 13.

“La articulación real entre los entes territoriales y los tres niveles de gobierno garantizarán el impulso económico del corredor y el desarrollo de los proyectos futuros de la ciudad-región: la ampliación del Aeropuerto Eldorado, TM y el Regiotram de Occidente”, añadió el Contralor Distrital.

En el tema particular de la movilidad, los tiempos de desplazamiento por la Calle 13 se han incrementado significativamente: hoy, el trayecto entre Facatativá y Bogotá es de 121 minutos y entre Madrid y Bogotá, de 107 minutos.

Por su parte, los transportadores de carga reportan que pierden más de 2 horas desplazándose por el corredor, lo cual les genera sobrecostos, además de un impacto importante en la calidad de vida y en la contaminación del aire de la ciudad.

La Contraloría prestará especial atención al gasto público sobre el corredor de la Calle 13 para garantizar una intervención urbana integral en aspectos como:

Proyectos de infraestructura: Transmilenio, Regiotram de Occidente y corredores de logística y carga.
Transporte público: frecuencias y coberturas, interconectividad modal y accesos viales
Espacio público: andenes, paraderos, iluminación y parqueo en vía.
Medio ambiente: arbolado urbano, residuos sólidos y control a la contaminación del aire.
Seguridad: cámaras de vigilancia, equipamiento e inversiones en infraestructura.
Ciclorrutas: malla vial, interconexión, señalización y biciparqueaderos