CONDENADO A MÁS DE 36 AÑOS DE PRISIÓN ABUSADOR SEXUAL EN SERIE QUE DELINQUÍA EN EL MUNICIPIO DE ENVIGADO (ANTIOQUIA)

CONDENADO A MÁS DE 36 AÑOS DE PRISIÓN ABUSADOR SEXUAL EN SERIE QUE DELINQUÍA EN EL MUNICIPIO DE ENVIGADO (ANTIOQUIA)

13 mujeres fueron abusadas, dos de ellas eran estudiantes universitarias extranjeras.
Medellín (Antioquia), 2 de septiembre de 2020.
El Juzgado Penal del Circuito de Envigado (Antioquia) avaló la aceptación de cargos del
procesado Héctor de Jesús Rivera Ruiz, y lo sentenció a 36 años y 3 meses de prisión, por los
delitos de acceso carnal violento, acto sexual violento, secuestro simple agravado y hurto
calificado y agravado.

De acuerdo con la investigación adelantada por un fiscal del Centro de Atención Integral a
Víctimas de Abuso Sexual (Caivas), los hechos ocurrieron entre noviembre de 2014 y agosto de
2019, en las veredas Arenales, Vallano, La Catedral y El Salado del municipio de Envigado (Antioquia).

Los investigadores establecieron que el victimario, de 39 años de edad, provisto de machetes,
cuchillos o tábanos eléctricos (taser paralizador), amenazaba a las víctimas, las amarraba y las
hacía caminar hasta 2 horas para luego accederlas carnalmente. Las mujeres fueron despojadas
de dinero en efectivo, celulares y de sus tarjetas bancarias.

Entre las 13 víctimas, cuyas edades oscilan entre los 19 y los 25 años, figuran 2 estudiantes
universitarias francesas que estaban en intercambio con una universidad privada de la capital antioqueña.

Las extranjeras debieron pasar la noche en la citada zona boscosa porque no encontraron el camino de salida.

El procesado, trabajador de la construcción, aceptó cargos por 13 delitos de secuestros simples agravados, 6 accesos carnales violentos, 9 actos sexuales violentos y 8 hurtos calificados y
agravados.

Rivera Ruiz fue capturado por la Policía en septiembre de 2019 y, ante la contundencia del
material probatorio recopilado por la Fiscalía, admitió su responsabilidad en cada uno de los de
delitos.

Para la Fiscalía son prioridad las investigaciones por delitos de violencia de género que atentan
contra la integridad de las mujeres, según el direccionamiento del Fiscal General de la Nación,
Francisco Barbosa Delgado, a través de su política institucional “En la calle y en los territorios”.