Cinco consejos a la hora de volar con niños

Cinco consejos a la hora de volar con niños

Las vacaciones en familia empiezan incluso antes de subir al avión, tanto para padres, hijos como demás pasajeros. Precisamente, un viaje tranquilo y confortable a la hora de volar con niños ya sean infantes (0-2 años) o menores (2 -11 años), es en parte gracias al resultado de una buena organización y planeación. 

Para los que son padres y les preocupa el presupuesto, la capacidad del equipaje, encontrar el asiento idóneo, entre otras inquietudes, les compartimos estos consejos que pueden ayudarle a que volar en familia sea más divertido: 

  1. El espacio importa: aerolíneas como Wingo ofrecen tarifas especiales para los más pequeños – infantes (0-2 años)-, los cuales pueden viajar gratis a destinos nacionales, o pagando solo el 10% de la tarifa a destinos internacionales, siempre y cuando, no ocupen una silla. Si los padres prefieren una silla para mayor comodidad, la pueden adquirir a la tarifa disponible y deberán portar el asiento especial para infantes. 
  1. Valora la comodidad extra: si bien los niños mayores de dos años pagan la tarifa completa y tienen su silla asignada, qué mejor que tener espacio de más para que puedan moverse y ser lo que son: niños. Algunas aerolíneas ofrecen la opción de silla Extra Espacio que le permite a los pasajeros elegir dónde sentarse, abordar de primeras, disfrutar de una mejor ubicación en el avión y estar al lado de sus familiares.
  1. Empacar con tranquilidad: hacer maleta suele ser una parte tediosa del paseo, y si se viaja con menores la lista de los “infaltables” se multiplica. Wingo ofrece un servicio en donde aparte del artículo personal, los infantes (0-2 años) pueden llevar una pieza de equipaje adicional con las mismas características y dimensiones del artículo personal, por ejemplo, una pañalera que puedas ubicar debajo de la silla. Aun así, Wingo sabe que las familias necesitan mucho más espacio y, por lo tanto, ofrece la posibilidad de anexar Equipaje Adicional que permite llevar hasta tres maletas de 20kg por servicio adquirido, trasportadas en la bodega del avión. 
  1. Mide tu tiempo en viajes: todos alguna vez han visto a padres estresados en el aeropuerto, esquivando la multitud con sus niños en brazos y tratando de llegar a la puerta de embarque antes del cierre. Por eso, las aerolíneas como Wingo tienen a disposición el servicio de Fila Rápida para que los pasajeros eviten la cola en el proceso de chequeo y avancen a la sala de abordaje más rápidamente. Así los padres podrán relajarse un rato antes del inicio del vuelo. 
  1. Experimenta un viaje en el paladar: no es conveniente que niños ni padres viajen con el estómago vacío. Por eso, en Wingo se puede personalizar la experiencia eligiendo la opción Wingo Market al momento de compra de los tiquetes. Dicho servicio permite realizar reservas de snacks, bebidas, productos para los más pequeños y combos o souvenirs con un ahorro del 10%, para disfrutar un viaje lleno de sabores. “Somos la primera y única aerolínea latinoamericana que permite la opción de ordenar snacks y bebidas en el momento de compra del tiquete, a través de nuestro Wingo Market. Además, como nos gusta consentir a los wingo-viajeros más pequeños, estamos trabajando en seguir fortaleciendo la experiencia a bordo con la personalización y pronto lanzaremos un menú infantil delicioso”, dijo Ana Restrepo Santamaría, Gerente de Ancillaries de Wingo. 

No olvidar que todo niño, niña o adolescente requiere del permiso escrito y notariado de los padres para salir del país cuando no viaja con alguno de ellos, o cuando viajan con un tutor. Aparte, deben presentar el respectivo pasaporte vigente, registro civil o tarjeta de identidad, junto con la identificación del adulto responsable.