3 razones por las que los tenderos son un gran apoyo para las comunidades en el país

3 razones por las que los tenderos son un gran apoyo para las comunidades en el país

Para la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), las tiendas de barrio hacen parte del sector denominado tradicional, que en Colombia ocupa un lugar estratégico en los hábitos de compra de los consumidores. Entre el 63% y 65% de los alimentos que adquieren los colombianos se hace a través de las tiendas de barrio, superando a los grandes almacenes.

Aunque las tiendas de barrio fueron el primer circuito de acceso a abastecimiento en medio de la cuarentena, la pandemia y los paros les generó una afectación importante. De hecho, según Fenalco, están en peligro de desaparecer por lo menos 11.000 tiendas, ya que para muchos las ventas han estado muy por debajo de lo normal debido a la pérdida de poder adquisitivo de las familias colombianas.

Por eso, Alimentos Polar Colombia resalta la labor de los tenderos y considera necesario ayudar decididamente en su reactivación, pues más de un millón de familias dependen de estos negocios. Aunque son muchas las razones, a continuación, podrá encontrar las principales razones por las cuales los tenderos garantizan un gran apoyo para sus comunidades.

  1. Son cercanos a sus clientes:

Una de las características esenciales del tendero es que ejerce su actividad cara a cara con el cliente, al que casi siempre distinguen y conocen con nombre propio, brindándole una atención personalizada y familiar. Los tenderos cultivan no solo la relación económica, sino que construyen lazos de confianza que se materializan en la lealtad, incluso si el tendero recomienda algún producto, es muy probable que el cliente lo adquiera.

De ahí que, en “Alimentos Polar reconocemos en al tendero un influenciador de la compra y por eso hemos diseñado un riguroso protocolo de atención en tienda, ofreciéndoles promociones diferentes, recogiendo y reemplazando los productos que caduquen en las tiendas y entregándoles un margen atractivo”, afirmó Laurindo Fernández, Gerente de Distribución y Ventas de Alimentos Polar Colombia.

  • Venden en pequeñas cantidades y con un portafolio variado:

Los clientes de las tiendas de barrio buscan cantidades pequeñas para periodos de tiempo cortos. Pocas veces se hace una compra de más de 7 productos, sin embargo, van aproximadamente 3 veces a la semana. Por ello, los tenderos se han encargado de facilitar la posibilidad de realizar compras fraccionadas en pequeñas cantidades y ofrecer variedad de productos desde alimentos de la canasta básica y opciones para la lonchera de los niños, hasta alimentos para mascotas; artículos muy demandados por los consumidores.

Para diversificar dicho portafolio, Alimentos Polar distribuye sus productos aproximadamente en el 98% del territorio nacional, con productos insignia como las harinas precocidas de maíz marca PAN, Avena Quaker, y los alimentos para mascotas Dogourmet y Donkat, entre otros. En medio de esta coyuntura, por medio de este canal de ventas se logró un crecimiento superior al 20%; una cifra representativa, teniendo en cuenta que el sector tradicional es uno de los canales principales para la compañía.

  • Apoyan a la economía nacional:

Las tiendas de barrio en Colombia se han convertido en motores de la economía y símbolo de emprendimiento, al generar autoempleo y seguridad económica familiar.

Además, incentivan el comercio local y la industria nacional y son ese “apoyo” para muchas familias que, desde un punto de vista, encuentran en este tipo de comercio una oportunidad de empleo en un país de limitadas oportunidades laborales y desde el punto de vista de muchos consumidores de bajos recursos, facilitan la adquisición de productos de consumo diario, a un precio asequible y en muchas oportunidades, otorgando la facilidad de créditos personales.

Los tenderos interesados en manejar los productos de Alimentos Polar pueden contactarse a través de las redes sociales de la empresa.